lunes, 28 de noviembre de 2011

Riesgo Portafolio


Por: Andres Rodriguez R.

Se acerca vacaciones y entramos al dilema de donde ir a descansar, espero que la mayoría ya tenga por lo menos tiquetes comprados porque a diferencia de la acción de Avianca, por estos días los pasajes sí que suben de precio y se agota la oferta (ironías de las acciones), para tomar la decisión a donde ir nos encontramos con muchos lugares, la casa tranquila de la abuela, quizás una isla o de pronto un lugar cálido para practicar paracaidismo, y vemos que una de las diferencias de cada uno de los destinos es el riesgo al que nos enfrentamos, este tipo de variables también debemos analizarlas cada vez que realizamos una inversión.

Al comparar la casa tranquila de la abuela con paracaidismo es notable la diferencia en niveles de riesgo, mientras en la primera opción a lo mucho me daría un resfriado (al no ser que se una abuela extrema) en la segunda opción una falla podría costar la vida, de la misma forma cualquier inversión tiene implícito un riesgo, que nos puede significar una perdida mínima hasta perder todo nuestro capital, así la inversión parezca muy segura.

En el caso de acciones la mejor forma que he encontrado para hacer gerencia de riesgo son los StopLoss, es decir un nivel en el cual vendo la acción y asumo la perdida y por eso toma gran importancia tener este punto clave muy presente en nuestras inversiones, adicionalmente entendemos que una forma de reducir la probabilidad de error en un portafolio es dividir nuestro capital en varios activos, ya que si la hipótesis falla en una inversión probablemente en otra resulte y equilibraría ganancias con pérdidas, claro está siempre buscando que este equilibrio sea a nuestro favor.

Una vez entendida la importancia de evaluar el riesgo, para ser consientes que podemos perder todo, y analizar que la probabilidad de perdida en teoría se reduce cuando dividimos nuestro portafolio, nos surge la pregunta si tengo la opción A y la opción B ¿cuánto invierto en una y cuanto en la otra? ¿50 y 50? ¿70 30? Pues bien una forma de dar respuesta a esa pregunta es mediante la relación B/R (Beneficio – Riesgo) esta relación es muy simple se toma el beneficio de una operación determinado por el precio objetivo y el precio de entrada, sobre el riesgo de la misma, que es el resultado del stop y el precio de entrada, el resultado de esta operación nos arroga la cantidad de veces que nuestro riesgo se traduce en un beneficio, es decir si mi relación B/R es 3:1 quiere decir que podría ganar 3 veces lo que arriesgué, acá podrá descargar un archivoExcel con un ejemplo aplicado con formulas.

Click para Ampliar
Entendiendo la relación B/R tenemos que determinar cuál es el riesgo de todo nuestro portafolio, esto con el fin de saber hasta qué punto podemos invertir, y no cometer el error en el momento de combinar nuestras posiciones de arriesgar más de lo que deseamos.

En el ejemplo definimos un portafolio de $100M con un riesgo de 7% equivalente a $7M, como vemos en nuestra acción (A) el riesgo es 1% es decir que podríamos invertir el 100% de nuestro capital en ella y no tendríamos un riesgo mayor del 7%, caso contrario en la Acción (B) donde el riesgo es 16.7% y nuestra máxima inversión sería $42M ($42M x -16.7% = $7M) pero si combinamos la posición (A) con la posición (B) tenemos que nuestra máxima inversión en la posición (B) es de $39M ya que tenemos un riesgo de 1% que podríamos asumir en la posición (A).

Ahora la forma de distribuir las inversiones en este ejemplo es por costo de oportunidad, el cual es definido por la relación B/R, es decir si tengo que decidir entre invertir en una acción (I) con B/R de 1:1, frente a otra (II) con B/R 9:1, mi costo de invertir en la acción (I) es más alto por lo tanto mi participación en la opción (I) debería ser menor frente a la opción (II) que es la opción con mayor beneficio según el riesgo asumido, en este orden de ideas en nuestro ejemplo tenemos cinco acciones en las que deseamos invertir y según B/R el 47% de nuestro capital está en una acción 9:1 mientras que tan solo el 5% está en una acción 1:1.

Se preguntaran si con una acción tengo un riesgo de tan solo 1% y una relación B/R 9:1 ¿por qué no invertir 100% en esta acción?, pues bien la respuesta es muy sencilla, nuestro PO es subjetivo y nada puede dar seguridad que este resultado sea acertado, por lo tanto estaríamos asumiendo un riesgo mayor, adicionalmente así como la hipótesis 9:1 puede fallar también lo puede hacer la hipótesis 1:1 es decir que nuestra acción 9:1 se puede convertir en perdedora y la 1:1 puede ser una posición ganadora mayor de 9:1 (No limitamos ganancias pero si perdidas), como nadie sabe qué pasará en el futuro con la acción debemos tener en cuenta las 1:1 como las 9:1 con mayor o menor participación claro esta pero nunca dejarlas de lado.

Una vez definidas las variables anteriores tenemos un portafolio sugerido, donde todas las opciones tienen parte de nuestro capital pero no en una misma proporción, un aspecto importante del porque basar nuestro portafolio en B/R está implícito en el ejemplo, si hallamos el beneficio porcentual de cada una de las posiciones vamos a encontrar que la acción B tienen un beneficio de 33% numero que puede ser descrestador pero con una variable importante, tiene un riesgo del 16%, A todos nos gustaría ganar 33% pero a muy pocos perder 16% así que es mejor no dejarnos descrestar por grandes utilidades cuando nuestro riesgo es igualmente enorme.

Se debe tener  presente que en este archivo no se tuvo en cuenta costos de comisiones ni impuestos, las variables configurables del archivo son:

Portafolio: Valor monetario total de nuestro capital a invertir
Riesgo %: El riesgo general que estaos dispuestos a asumir
Instrumento: El nombre de la acción
Entrada: El precio en el cual deseamos entrar en una acción
PO: Precio Objetivo que creemos llegaría la acción
StopLoss: el nivel en el cual venderíamos la acción asumiendo la perdida

Mas detalle de estos niveles en Puntos clave del Trade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario